New Russian Chronicles
Surviving monotaxocausofilia

Torturar al gato

Originalmente este post debía llamarse Tocando los cojones la guitarra.
El problema es que el sistema del blog no me permite hacer texto tachado en el título. Es culpa del sistema tio, el sistema me persigue.

Total que a este post le he puesto el título de esa frase hecha tan bonita que existe en español que significa “tocar mal la guitarra”.

Bueno, pues que quede claro que lo que mas me gusta es tocar la guitarra. Lo que mas. Lo que mas de lo que mas, ¿eh?

Y nada. Lo que viene ahora son unos cuantos comentarios al azar, según se me van cayendo del celebro.

Cuando empecé la guitarra todo el mundo me miraba raro. Me miraban como quien dice “pa que habrás empezao si lo vas a dejar en ná.”.
Pues ZAS, EN TODA LA BOCA a los que los pensasteis, y una mierda os comais los que tuvisteis la osadía de decírmelo. Vamos hombre, aqui desalentando a la peña. Cabrones.

Ultimamente he encontrado al mejor profe de guitarra que existe. ¿Cómo sabes que un profesor de guitarra es bueno? Porque tiene una vida sentimental desastrosa. En serio. Un tio que toca muy bien la guitarra es un guitarrista, si sabe enseñar es un colega que te da clases, pero si sabe enseñar y te cobra, consecuentemente su vida sentimental es una mierda. Ergo es un profesor de guitarra.

No espera, a lo mejor la secuencia lógica no es esa. A lo mejor su vida sentimental es una mierda, y se ve obligado a aprovechar algo que sabe para ganar dinero. Si su vida sentimental no fuera una mierda no cobraría.

O a lo mejor si su vida sentimental no fuera una mierda no tendría inspiración para tocar bien (o no tendría motivación para dedicarse tanto a la guitarra… motivación lo digo por escapar de su propia vida sentimental de mierda).

Otra opción es que si tu vida sentimental es una mierda existe una tendencia natural a tocar la guitarra. O igual es al reves, es la guitarra la que te da la mala vida sentimental. Por ejemplo, un tio que toca muy bien no tiene espacio mental para gestionar bien sus relaciones. O igual esque las tias están celosas de sus guitarras (a mi me ha pasado, lo juro).

Lo que está claro es que existe un vínculo directo entre ser un buen profe de guitarra y tener una vida sentimental de estas que le dan pena hasta a los adolescentes masculinos vírgenes.

Pasando a otros temas, joder, lo que me gustaría es no ser un paquete con la música. Porque soy un paquete de los gordos. No tengo talento ninguno, si sigo tocando es porque me gusta y me lo paso bien. Ultimamente me dedico al jazz, que es lo que me sabe enseñar mi profe. Pero claro, no se si es un buen ejemplo. No, es un tio muy majo.

Yo llegué al jazz siguiendo una senda clara y lógica, un camino muy normal que muchos siguen.

Jevi métal > Rock duro > AOR > Rock > Blues rock > Chicago Blues > Delta blues > Jazz

Salta a la vista ¿no?

Aunque tengo que admitir que ultimamente estoy redescubriendo ese blues bueno, ese grito ancestral salido de las entrañas del hombre oprimido por la falta de humanidad de tantos, que llama a sus semejantes, infundiendoles humanidad y tal y tal.

Otra putada es que en la guitarra es dificil avanzar tanto vertical como horizontalmente. Te lo tienes que currar. Por ejemplo, algún dia me gustaría aprender guitarra de reggae. Bueno, ya lo haré.
Esque he estado un buen rato escuchando esto, y me mola. Me mola un buen rato el reggae.

En fin, todo se andará.

Tengo unas cuantas guitarras.

Mi primera guitarra fue una guitarra chine Hae San. El color era cojonudo, verde azulado satinado. El segundo de la sexta cuerda estaba desajustado y hacía ruido. Los piños de apretar las cuerdas estaban organizados en tres y tres, como en una guitarra flamenca, lo cual no dejaba de ser curioso para una guitarra hecha para tocar jevi.

Ahora es propiedad de mi mejor amiga. La bautizé Manuela (¿pasa algo?). En cuanto güelva a Paris pondré su foto, que la tengo en un CD.

Ahora mismo poseo una fender strato muy buena (un regalo ¿sus lo podis creer?) con unas pastillas fantásticas, y que toca el blues que lo flipas. Se llama Becky, Becky Vessie, si bien prefiere hacerse llamar Madame Aleksandra Vesant.

He aqui su foto. Si me vais a decir que estaba gordismo, ahorraroslo. Que os creeis, ¿que yo no sabia que estaba to mostrencaco? Bueno pues si que lo sabia.

Luego tengo una acústica cort, un poco ajada pero con mucho rollo. Intento practicarlo todo con ella, porque ya sabeis que lo que se pratica en acústica a una velocidad X se puede tocar en eléctrica a velocidad 2X. (además no tengo ampli, y el servicio postal ruso me confiscó mi pedal de práctica, con lo cual solo puedo tocar con las eléctricas en acústico). Se llama Haylee McCoy, and she’s a good girl, all prim and proper.

He aqui la única foto conocida. Por desgracia está en la funda. Luego pondré otra. Esta foto es una de esas que haces estando en un estado chungo de conciencia, y luego las redescubres meses depués y de dices ¿y esta foto, por qué coño la hice? Es la de la linea blanca.

Y por último, la guitarra de la caña, la que tiene pastillas DiMarzio de los años 60 y que (si yo tuviera un ampli) pegaría una caña de la hostia. Es para el rock y tal.

Su nombre es Elaine Marley, y esta es su fotografía.

Además, tiene una historia: esta fue la guitarra del antiguo guitarrista de Les Doigts de l’Homme, un grupo francés muy conocido. El tio me la vendió barata porque quería vendérsela a alguien que la fuera a querer y a tocar mucho. Además, es una pequeña frankenstein, hecha de piezas de otras guitarras. Y la decoración la hizo él en persona. Lo que quiere decir que es una guitarra única en el mundo, literalmente. Y digo literalmente en el sentido literal, no como los periodistas televisivos modernos, que utilizan la palabra “literalmente” en un sentido exactamente contrario al de su significado literal. Literalmente.

Por ejemplo, dicen “Con el gol el estadio literalmente estalló”. ¿¡PUES NO VES QUE NO, QUE EL ESTADIO NO ESTALLÓ, PERIODISTA GILIPOLLAS, ALMA DE CÁNTARO, SUBNORMAL TONTOLPIJO!?
En fin, suficiente inciso.

Y nada, que la musica da mucho gusto. No se qué filósofo decía que es la única forma directa de accesso a nuestros sentimientos. Que es el único arte que toca direcamente nuestra fibra sensible.

Además, Confucio (Y no Confuncio) decía siempre que había que aprender música y tal. y yo creo que lo decía porque es una actividad que requiere de constancia, estudio, refinamiento y sensibilidad. Porque tocar cuatro notas es una cosa, pero luego hay que tocar con sensibilidad, hacer suya la música, estudiarla, y desarrollar una sofisticación (que no quiere decir complicación excesiva). Desde ese punto de vista, la música es una actividad muy confuciana. Porque uno no puede tocar música decentemente si no ha alcanzado el Jen.

————-
Oh, and a few words about inception… just because I think my earlier post was a bit scant.

I loved it. I said “Microexplosives” because it figuratively blew my mind. I find it’s got some original things, it’s enjoyable, one of the locations is one place I know very well and it’s generally cool. And also, it has much in common with Cyberpunk novels, even taking direct cues from them. It was cool.

Anuncios

Una respuesta to “Torturar al gato”

  1. Holy long blog post batman! Gonna have to read it in multiple sittings, what with the ADD and all.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: